Ante las diversas ofertas que existen en el mercado en teléfonos celulares y smartphones, muchas veces perdemos la noción de qué es lo que realmente necesitamos para que estemos comunicados.

Es así como alguien acaba comprando un equipo carísimo a crédito que quizás a largo plazo ni siquiera aprovechará todas las funciones. Por el contrario un comprador se quedará frustrado cuando compruebe que el audio y video de su teléfono es limitado, cuando quizás buscaba algo más sofisticado.

Es ahí donde hay que ver cuáles son las prioridades, si eres una persona muy sociable y viajas mucho, seguramente necesitarás una cámara de excelente resolución para captar esos momentos para siempre, sin embargo si lo tuyo no es tomarte foto ni a ti mismo, lo más probable es que debes dejar la cámara en segundo término.

Muchas veces he oído que alguien dice: “yo solo uso el whatsapp porque al twitter ni le entiendo”. Entonces es recomendable que busques un teléfono con memoria interna básica, que también te beneficiará en el precio.

Al contrario, si eres de lo que bajan aplicaciones de bancos, de alarmas sísmicas, tienes todas las redes sociales, tomas fotos de todos los momentos y quieres tu biblioteca musical a la mano, definitivamente necesitarás un teléfono de alto rendimiento que también tendrá un precio más alto.

Así que te recomendamos que lo pienses bien para que compres un teléfono adecuado a tus necesidades. ¡Suerte!